Conoce cómo nos ayuda el abrazo cuando nos equivocamos

“Cuando alguien se equivoque, abre más los brazos que la boca; a este mundo le sobran opiniones y le faltan abrazos.”

Es más fácil juzgar a alguien, que ponerse en el lugar de esa persona.

Muchos de nosotros en algún momento hemos tomado malas decisiones, errores que nos han salido muy caro. Y cuando llega ese momento de culpa, lo único que queremos es que alguien nos abrace, que NO nos juzgue, NO critique y que NO nos diga “te lo dije, pero no me hiciste caso”.

Sus opiniones y advertencia en ese momento, nos sumerge aún más en nuestro estado de culpa. Y lo único que queremos para aliviar nuestro dolor, es que alguien nos abrace y nos apoye cuando todo salió mal. Nadie en esta tierra es perfecto, todos nos equivocamos, pero apreciamos más un abrazo, que sus opiniones que nos recuerdan nuestros errores.

Si en vez de opinar de aquellos errores que no se podrán borrar, empezamos a entender su sufrimiento y abrir nuestros brazos para consolar a esa persona, el mundo fuera un lugar mejor. Porque le ayudamos más dándole amor, que criticándola.

Recuerda que todo necesitamos un buen abrazo de vez en cuando, y más aún cuando nos sentimos vulnerable y fracasado. Aunque no lo creas, ese contacto físico es la mejor medicina para sanar el alma. Donde hasta la ciencia a demostrado que cuando se recibe un abrazo, el cerebro libera una toxina llamada oxitocina, que nos ayuda a relajarnos y a liberar el estrés.

Quizás dándole un abrazo no es la solución a sus problemas, pero le da la fuerza para levantarse para seguir adelante. Ese contacto físico tiene una magia, que desaparece nuestro sufrimiento, es una dulce caricia al alma, una muestra de amor de que no estás solo, y que hay personas que se preocupan por ti, y que te aman.

¿Que transmite un abrazo cuando nos equivocamos?

ABRAZO

Si la humanidad entendiese el poder de un abrazo, quizás todo fuera diferente. No existiera discriminación, hubiera menos personas inseguras de soñar, de amar, de vivir y de luchar por lo que quiere. Los abrazos trasmiten el amor que sentimos por esa persona, y se siente más que mil palabras. Basta con tenerla entre tus brazos para conectar con esa persona y sentir su dolor.

Cuando nos equivocamos y nos sentimos decepcionado, un abrazo trasmite un gesto de comprensión, ayuda y apoyo. Y es lo único que necesitamos cuando todo sale mal. Así que cuando alguien se equivoque, No opines, No la critiques y abre tus brazos, abre tu corazón, y acaricia su alma con un dulce y cálido abrazo.

Deja un comentario