oración para la familia y el hogar

Te invitamos esta mañana a hacer esta oración para la familia y el hogar  para que Dios cuide de ella y derrame bendición sobre ellos. Pidámosle a Dios servirle este día como lo hizo su Hijo Jesús.

Amado Dios, inicia un nuevo día y vengo de rodilla ante Ti a decirte que somos tus fieles seguidores y que tú eres el rey de los reyes. Dios de mi vida, inicio este día pidiéndote que bendigas a cada persona que me rodea y en especial que derrame tu bendición sobre la persona que este leyendo esta oración.

Padre amado, en este día que inicia pongo a mi familia en tus manos y que mi hogar se convierta en templo de reflexión. Señor, aleja todo mal alrededor de nosotros, danos paz, amor y respeto. Que seamos testigos de tu amor, para así poder reinar contigo en tu ciudad divina, donde viviremos por los siglos de los siglos.

Señor, hoy vengo ante ti para que me ayudes a reflexionar, ayúdame a ser una mejor persona, a imitar a Tu hijo Jesús en sus acciones, para poder servirte mejor y seguir tus pasos tal cual me lo dices. Aquí estoy dejando que me susurres al oído, que tus hermosas palabras entren en mí ser como un bálsamo para sentirme más tranquilo.

ORACIÓN PARA BENDECIR MI VIDA

Señor, te pido que entres a mi vida de la manera en que entraste a Jerusalén, manso y humilde. Hoy y mañana te recibo con palma de gozo y te alabo, enséñame el camino de la salvación y permaneces en mi vida para poder ser feliz.

Dios Padre, tu que todo lo puedes, ayúdame a ser un fiel creyente, que siga tu palabra, que en los momentos más difíciles no dude de Ti. No quiero ser otro Judas más, que al momento de irte a la cruz te abandonaron y solo te siguieron para complacer a los demás.

Enséñame a amarte Señor, a escucharte y a captar las señales que mandas para mí, dame el don de vivir con auténtica piedad del el sufrimiento de la humanidad. Quiero vivir solo para Ti mi Dios, en el nombre de Jesús, Amén.

Vamos hacer esta oración para la familia y el hogar con fe y esperanza. Vamos a darle gracias a Dios por el regalo de la vida y pedirle que derrame bendiciones sobre cada uno de nosotros y los de nuestros familiares, llevándonos hacia su camino, para así ser salvos y liberándonos de todo mal. Orar, es la mejor manera de acercarse a Dios.

Deja un comentario