Hijo siempre estaré para ti, porque te quiero

-Abrázame hijo mío

– ¿Que pasa mami?

No pasa nada cielo, solo necesito abrazarte y sentir los latidos de tu corazón. Hijo, quiero decirte algo que quizás no entenderás ahora, porque eres muy pequeño. Pero cuando seas grande y lo leas, quizás comprendas bien, que cuando toda vaya mal, mamá siempre está ahí.

Pase lo que pase, mis brazos estarán abiertos, para darte amor y para sanar tu dolor, cuando tengas miedo, cuando te traicionen, y cuando te asuste el mundo. Te amo y siempre estaré a tu lado, doy gracias a Dios y a la vida por tener un niño muy inteligente y de buen corazón. Que Dios te bendiga toda la vida y te guíe por el buen camino.

Hijo cuando la vida se complique, cuando cometas errores, en tus peores momentos, aquí estaré. Así que recuerda este abrazo, para que nunca olvides lo especial que eres para mí. Cuando yo me haya ido, cierra los ojos y piensa en mí, porque siempre estaré para ti, donde quiere que estés.

Hijo, no estás solo y cuando quieres que te acompañe en tu viaje y te ayude a recoger los pedazos, aquí estaré yo para recoger tus lágrimas y convertirlas en alegría. Cuando alguien corte tus alas, aquí estaré yo para cargarte en mi espalda, hasta que te sienta seguro de volver a volar y a soñar.

Hijo siempre estaré contigo. Si me necesita llámame, yo siempre tendré tiempo para ti, estaré contigo a pesar de todo, lo prometo.

Deja un comentario