ORACIÓN DE LA MAÑANA EL SEÑOR ES MI PASTOR Y NADA ME FALTARA

Te invitamos hacer esta oración del día hoy, para  agradecerle a Dios por el amor que nos brinda cada día. Vamos a hacer esta oración de la mañana para que Dios nos de abundancia y prosperidad en este hermoso día.

Dios mío, te agradezco por este hermoso día, donde al nacer el sol, despierta mis esperanzas y las ganas de seguir sirviendote. Comienzo mi día contigo, porque eres un padre bueno, fiel y bondadoso; Que me sostienes para que no caigas, y vas delante de mí, mostrándome el camino que tienes preparado para mí.

Dios Tú me das fuerzas, y en esta oración del nuevo día, te pido Dios que derrames bendiciones sobre cada paso que dé. Señor glorifica con tu Santo Espíritu, mi boca, mi lengua y mi voz, para que sean defensores de tu palabra.

Dios mío, gracias porque a pesar de mis miedos, mis rebeldías, mis debilidades, mis errores, te acercas a mí y me dices “Ven y sígueme”. Gracias mi amado Dios, por depositar en mí tu confianza y darme la oportunidad de vivir en tu presencia.

Dios mío, sabes que no soy perfecto, que tengo mis fallas y que en ocasiones cometo muchos errores, pero hoy quiero tomarme el tiempo en esta oración del día, para agradecerte por tu gracia e infinita misericordia.

Señor, en esta oración corta de la mañana, te pido que protejas a mi familia, y que nunca nos falte paz, amor, salud y tu bendición. Llena de valor su espíritu y desborda en su vida abundancia, aclaras sus dudas y que siempre puedan encontrar refugio bajo sus brazos. En el nombre de tu amado hijo Jesús pongo este día en tus manos, para que seas tú administrando cada una de mis acciones. Amén.

Hacer esta oración con esperanza, comenzar el día dando gracias, hacer y terminar, honrado, Dios por todo lo que él es para ti, que te ayude a hacer tus pasos en este día y en la semana, que te proteja de todo lo que quieras quiera acercarse a ti, para así poder cumplir las peticiones de tu corazón.

La oración del día es importante para empezar tu día con buen pie. ¿Y porque lo es? Porque Dios renueva tus fuerzas y llena tu espíritu de una actitud positiva. Recuerda que nuestra actitud y nuestra manera de pensar en un imán que atrae lo que proyectamos. Si pone tu día en manos de Dios, Él te bendecirá, y abrirá las puertas de los cielos para que tenga un día próspero y de mucha felicidad.

Deja un comentario