oración del día para dar gracias, rogar e implorar al Señor

Al iniciar este nuevo día vamos a agradecerle a Dios por todas las cosas que nos ha dado, por su amor y comprensión. Hagamos esta oración del día para recibir nuevas bendiciones. 

Oración del día de hoy:

Amado Dios, los primeros rayos del sol anuncian que nuevo día ha llegado, quiero darte gracias por el descanso y por este hermoso despertar. Muchas gracias Señor, porque hoy puedo abrir mis ojos, sentir tu dulce presencia y la luz de Tu Santo Espíritu.

Amado Dios, Pongo en Tus manos mi hogar, mi familia y seres queridos. Dejo también en Tus manos mi trabajo, mis proyectos, anhelos, sueños y necesidades. Renuncio aceptar en el nombre de Jesús cualquier preocupación, inquietud o temor que perturbe mi paz en el día de hoy.

Gracias por tu inmenso amor y tu misericordia, gracias por todas aquellas bendiciones que me das y por los hermosos regalos que están por llegar. Señor, este nuevo día que inicia quiero renovar mi fe y confianza en Tu plan de amor para mi vida y la de mis seres queridos. Te pido por favor que me concedas la gracia de Tu Poder, para enfrentar a todos los gigantes que se me presenten.

Señor, Ayúdanos a sanar los rencores del pasado y danos un corazón semejante al tuyo para amar sin medida. Me resisto a cualquier atadura del pasado, a cualquier peso de pecado que me asedie.

Señor, ayúdame andar por camino de fe, gozo y confianza; Dame la serenidad y la paciencia que necesito para esperar en Ti, sabiendo que cumplirás Tus promesas de sanidad, protección y felicidad. Hoy quiero pedirte que me des fuerza, que no me sienta desarmado, que no pierda mi confianza, que pueda sentirme seguro, que aunque mis sueños se empañen, que aunque las cosas se pongan difíciles, yo pueda seguir esperando en Ti. Te adoro, mi Amado Dios. Amén.

Amado Dios, hoy me presento ante Ti, con mi alma desbordante de dicha y gratitud. Eres un Dios bueno y amoroso que día tras día llena mi vida de hermosas bendiciones. Gracias por el maravilloso regalo de la vida, por mi hogar, pero sobretodo, gracias por la vida de mi familia.

Amado Dios, hoy lleno de fe y seguro que mi oración será escuchada encomiendo en tus manos a todas las personas que amo, todo lo que necesitamos y todo lo que anhelamos. Porque eres un Dios bueno y misericordioso. Amén.

VERSÍCULO DEL DÍA:

“No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo, yo te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.” (Isaías 41:10)

Hacer esta oración con esperanza, comenzar el día dando gracias, hacer y terminar, honrado, Dios por todo lo que él es para ti, que te ayude a hacer tus pasos en este día y en la semana, que te proteja de todo lo que quieras quiera acercarse a ti, para así poder cumplir las peticiones de tu corazón.

Deja un comentario